CONÉCTATE CON NOSOTROS

El Campo

El lado bueno de la fuerza. Se comenzaron a aprobar proyectos para aprovechar las imágenes generadas por los satélites argentinos SAOCOM

Hace algunas semanas Bichos de Campo contó que las imágenes enviadas por los satélites SAOCOM lanzados por la Argentina iban a ser utilizados por la AFIP a los fines de control de los productores agropecuarios argentinos. Era el lado oscuro de la fuerza. En aquel momento, desde el sistema de Ciencia y Tecnología se enojaron bastante con esa noticia, dando a entender que habría otra multiplicidad de usos agropecuarios de dichos satélites.

Publicado

el

Por suerte, la resistencia comenzó a aparecer en esta película.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación informó en las últimas horas que la CONAE (Comisión Nacional de Actividades Espaciales) ya aprobó dos proyectos que sacarán provecho de dichos satélites, en el marco de una convocatoria para investigación, financiada por el Programa PROSAT II del BID. Las iniciativas utilizarán la información satelital para monitorear e investigar la superficie terrestre para el monitoreo de incendios rurales y de las superficies agrícolas y forestal.

Si bien en la convocatoria se aprobaron diez proyectos en relación a las temáticas forestales, humedales, de ordenamiento territorial, salud y de los sectores frutícola y vitivinícola, son estos los dos primeros proyectos que se pusieron en marcha. Uno responde al nombre “Desarrollo de un sistema geoespacial integrado de alerta y respuesta temprana a incendios de vegetación”, que está a cargo de Agencia de Extensión Rural Cruz del Eje del INTA. El otro, denominado “Desarrollo de una plataforma integral de incendios forestales, rurales y de interface de la República Argentina”, pertenece al Centro de Investigación y Extensión Forestal Andino Patagónico (CIEFAP). 

“Cada proyecto posee un cronograma con entrega de productos intermedios y finales, con plazos de entre 6 y 12 meses de ejecución. Se espera que los proyectos restantes comiencen a trabajar en las próximas semanas. En este tiempo también se daría a conocer la aprobación de otros proyectos de investigación que aplicaron a esta serie de convocatorias abordando los temas de estudios sobre nieve y glaciares”, prometió la cartera de Ciencia y Tecnología.

Laura Frulla, gerenta de Observación de la Tierra de la CONAE, explicó que a partir de la convocatoria a este tipo de iniciativas, la Argentina tendrá sistemas automáticos, generados por cada proyecto de investigación, que responderán “al monitoreo de incendios en zonas vegetadas, de la calidad del agua, de cultivos, de humedales, del medio ambiente, de zonas urbanas, del ordenamiento territorial de las regiones, de glaciares y de zonas cubiertas por nieve”.

Los proyectos serán posibles gracias al sistema que forman los satélites SAOCOM 1A, puesto en órbita en agosto del 2020, y su gemelo el 1B, que fue lanzado en 2018. Ambos poseen un “Radar de Apertura Sintética”, lo que genera una capacidad de monitoreo importante y una buena identificación de los fenómenos que suceden en la superficie terrestre. 

Entre los otros proyectos aprobados, que serán puestos en marcha en las próximas semanas, se encuentran los siguientes: 

Además de los dos proyectos mencionados, relacionados con el manejo de los incendios, la CONAE aprobó los siguientes proyectos:

§  Desarrollo de un sistema de monitoreo de cambios de cobertura del suelo para dar soporte a la conservación del Bosque Nativo Argentino, de la Facultad de Agronomía, Universidad Nacional de Córdoba.

§  Desarrollo de sistema geoespacial para el monitoreo de la calidad de cuerpos de agua interiores destinados a potabilización, del Instituto Nacional del Agua (INA).

§  Desarrollo de un sistema operacional para el monitoreo espacial de la producción hortícola en periurbanos de la República Argentina, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) – Manfredi.

§  Sistema integral de soporte a la producción frutícola y vitivinícola argentina, basada en productos de origen espacial, del Centro Latinoamericano de Formación Interdisciplinaria en Desarrollo y Sustentabilidad dependiente de la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional de Córdoba

§  Desarrollo de un producto de soporte a la producción forestal argentina basada en sensores remotos, del Centro Latinoamericano de Formación Interdisciplinaria en Desarrollo y Sustentabilidad (CELFI-SD), dependiente de la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional de Córdoba.

§  Desarrollo de un sistema de monitoreo y manejo integral de humedales a partir de información satelital, del Instituto de Investigación de Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional de San Martín (IIIA-UNSAM-CONICET).

§  Desarrollo de un sistema integral de información satelital para la gestión y planificación urbana, del Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN) y SPACESUR.

§  Desarrollo de un Sistema integrado de vigilancia de enfermedades transmitidas por vectores, basado en información espacial, del Equipo multidisciplinario de Profesionales del Grupo de Fundación Mundo Sano y el Departamento de Sistemas del Grupo INSUD.

Fuente: Bichos de Campo

El Campo

La producción de soja de la campaña 2021/2022 fue de 43,3 millones de toneladas

La cifra representa un incremento del 0,5% respecto al ciclo anterior, en un contexto en el que el clima jugó una mala pasada en los primeros meses del año. La producción de soja de la actual campaña cerró con un volumen de 43,3 millones de toneladas, con un incremento de 0,5% respecto al ciclo anterior

Publicado

el

por

La cifra representa un incremento del 0,5% respecto al ciclo anterior, en un contexto en el que el clima jugó una mala pasada en los primeros meses del año. La producción de soja de la actual campaña cerró con un volumen de 43,3 millones de toneladas, con un incremento de 0,5% respecto al ciclo anterior, en un contexto en el que el clima jugó una mala pasada en los primeros meses del año, con falta de humedad y altas temperaturas que afectaron la posibilidad de un crecimiento mayor, informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) al dar cuenta el cierre de la cosecha a nivel país.

No obstante la finalización de la campaña, a la fecha la comercialización de granos por parte de los productores, marca un retraso del 18% respecto a igual período de la campaña anterior. De esta manera, la campaña 2021/2022 de la soja cerró con un saldo superior en 200.000 toneladas respecto a temporada 2020/2021, gracias a una mejora en los rendimientos obtenidos, ya que la superficie implantada fue de 600.000 hectáreas inferior a la del período previo. En este sentido, el rinde promedio se ubicó en 27,9 quintales por hectárea (qq/ha), un 4,1% por encima al rendimiento medio de la campaña 2020/21, si bien fue el «tercero más bajo de las últimas cinco campañas», puntualizó el BCBA. A pesar de que en la temporada 2021/2022 la producción creció respecto al ciclo 2020/21, el volumen final obtenido fue 8,5% menor que el promedio de las últimas cinco trillas.

El número final también se ubicó por debajo de las expectativas iniciales del mercado, que proyectaban una cosecha en torno a 44 millones de toneladas La principal razón por la cual la oleaginosa no pudo alcanzar las previsiones iniciales de producción fue «la falta de humedad y a las altas temperaturas a mediados del mes de enero que afectaron al cultivo mientras las siembras tempranas se encontraban iniciando su periodo crítico sobre el centro del área agrícola», señaló la Bolsa de Cereales en su informe. Así, las regiones productivas del núcleo norte y sur reportaron rendimientos medios de 29,5 y 32,4 qq/ha, cifras que representaron una merma del 14% y 2,4% respectivamente, al compararse los rendimientos medios de las últimas 5 campañas.

El NOA fue otra de las regiones golpeadas por el clima, con una importante ausencia de lluvias durante gran parte del ciclo del cultivo, cuestión que generó «importantes mermas». La zona productiva tuvo una caída del 15,2% en su rendimiento promedio hasta las 21,7 qq/ha. En el NEA el clima fue más benévolo con la soja, con lluvias convenientes durante febrero y marzo, lo que permitió que los rendimientos exhibieran un crecimiento del 38,5% respecto a la anterior campaña, con 28,9 quintales por hectárea. Finalmente, en el sur de Buenos Aires y La Pampa, donde más del 75% del área sembrada correspondió a soja de segunda, la producción acumulada fue de casi 1,3 millones de toneladas, con un rendimiento medio de 15,6 qq/ha, 5,5% por debajo de la medida de la región durante la campaña 2020/21.

Esto fue consecuencia de la falta de humedad y las heladas tempranas a finales del mes de marzo mientras gran parte del área se encontraba en pleno llenado de grano», explicó la entidad bursátil. Más allá de la finalización de la campaña, la comercialización de los granos de soja marca un retraso de consideración, sobre todo si se tiene en cuenta que la diferencia entre la producción de la actual campaña y la anterior es de solo 200.000 toneladas.

Según la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, de una producción de 43,3 millones de toneladas, los productores comercializaron 18,53 millones de toneladas de la campaña 2021/22, mientras que a esta altura del año pasado las ventas sumaban 22,5 millones de toneladas, lo que representa un retraso del 18% para el período actual. Por otro lado, las últimas proyecciones de exportación del complejo sojero estimadas por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) cerrarían con un valor récord de US$ 23.863 millones, que de concretarse significaría un aumento del US$ 387 millones respecto a lo facturado en 2021. El mayor salto se dará en los embarques de aceite de soja, que alcanzaría los US$ 8.069 millones, US$ 968 millones más que el año pasado; seguido por los despachos de biodiésel, que sumarían US$ 273 millones más hasta los US$ 1.763 millones de 2021. En tanto, las exportaciones de harina/pellets de soja pasarían de US$ 12.105 en 2021 a US$ 12.297 millones este año. Por el contrario, por los embarques de poroto la facturación rondaría los US$ 1.734 millones, sensiblemente por debajo de los US$ 2.780 millones de 2021.

Fuente: Bolsa Cereales de Buenos Aires

Sigue leyendo

El Campo

Sociedad Rural Venado Tuerto

La Institución se adhiere al los reclamos.

Publicado

el

por

Sigue leyendo

El Campo

El déficit de agua alcanzó al 100% de la zona núcleo y se extiende a la región pampeana

Casi 30 días sin lluvias en la zona núcleo, 500.000 ha trigueras pendientes y malos pronósticos hasta el 4 de julio. La sequía se metió en Buenos Aires: hay serios problemas por primera vez en 14 años para la siembra triguera.

Publicado

el

por

«La región pampeana, y en especial la zona núcleo, mantienen una ausencia de precipitaciones que lleva casi treinta días», dice Aiello en el último informe de la Guía Estratégica para el Agro. «Se han desarrollado lluvias moderadas que privilegiaron los extremos opuestos del país. En el NEA, fundamentalmente en Misiones y Corrientes y sobre el oeste Patagónico donde las lluvias se combinaron con intensas nevadas. Cambiamos de estación, pero lamentablemente no se prevén cambios de relevancia en el comportamiento de las lluvias sobre el centro del país».

No llueve desde el feriado del 25 de mayo, ya van casi 30 días sin agua en la región núcleo. Y mayo cerró con solo un 10% de las lluvias medias mensuales y con una distribución muy dispareja. Por eso no llama la atención que haya amplias zonas de Córdoba están cerca de cumplir 2 meses sin acumulados significativos. Pero si llama la atención que lo que pasa en la región pampeana, incluyendo a la provincia de Buenos Aires.

La sequía se metió en Buenos Aires y hay serios problemas en la siembra triguera

En el centro del norte de Buenos Aires, en Alberti, los ingenieros dicen que es la primera vez en 14 años que no pueden sembrar trigo por la falta de agua. Retroceden a lo que sucedía en el 2008 para recordar una situación similar. «Falta sembrar un 50% del trigo», cuentan allí los técnicos. «Dependemos de las lluvias de la semana que viene para seguir. Necesitamos al menos 7 a 10 mm para sembrar. Los primeros centímetros están totalmente secos y así la sembradora no clava. Son pocos los lotes que se están sembrando más profundo, jugándosela a los milímetros que esperamos en los próximos días». Los técnicos explican que ésta es la última chance para la zona: «después del 10 a 12 de julio, cae el potencial de rinde de trigo y también de la soja de segunda por el atraso».

Fuente: GEA BCR

Sigue leyendo

Últimas noticias

PUBLICIDAD

El Tiempo

Rufino
Nublado
08:1718:10 -03
Sensación: 7°C
Viento: 5km/h 20°
Humedad: 78%
Presión: 1018.63mbar
Índice UV: 0
MarMiéJue
20/7°C
21/4°C
16/4°C

El Dólar

Destacadas

Copyright © 2020 RufinoWeb.com.ar | El Portal de la ciudad | DonHugo.com.ar.