Tres jóvenes de Misiones murieron al volcar un micro estudiantil en Brasil

Hay un internado grave y otros dos que perdieron un brazo. Interrogantes en torno a si el chofer se durmió y por qué el viaje se extendió 500 km.

0019155679

Un viaje de egresados a Brasil terminó en tragedia al volcar el micro de larga distancia que los transportaba desde Misiones al balneario de Camboriú, lo que provocó la muerte de dos estudiantes de 18 años y de una coordinadora de la empresa organizadora, de 20, que cursaba la carrera de turismo.

El accidente, además, dejó tres heridos graves internados, dos de los cuales sufrieron la amputación de un brazo mientras que el restante permanecía anoche en estado crítico producto de un traumatismo de cráneo, y alojado en terapia intensiva.

El conductor del ómnibus de la empresa argentina Río Uruguay fue detenido, acusado de homicidio culposo por la sospecha de que se habría quedado dormido.

El presidente Mauricio Macri envío sus condolencias a los familiares de las víctimas mortales, mientras que el gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, dispuso tres días de duelo.

Las adolescentes fallecidas fueron identificadas como Rocío Fabiana Martínez y Luana Micaela Centurión, quienes habían concluido el último año de la Escuela Provincial de Educación Técnica 3, de Oberá, e integraban el grupo de nueve alumnos de ese colegio que participaban del frustrado viaje junto a estudiantes de otras siete instituciones misioneras públicas y privadas.

La tercera víctima fatal es Agustina Szczerbaty, de 20 años, estudiante de turismo y empleada de Tabay Tours, la empresa organizadora del viaje que no abrió las puertas de su sede en Posadas tras el accidente, aunque su dueño se trasladó a Brasil.

El micro de Río Uruguay volcó a la 1,30 de la mañana de ayer a la altura del kilómetro 534 de la ruta 285, en el municipio de Sao Luiz Gonzaga, estado de Rio Grande do Sul, a 75 kilómetros de la frontera con San Javier, en Misiones.

“Yo estaba dormido, pero mis compañeros me dijeron que el colectivo se fue moviendo hasta el otro carril hasta que volcamos y caímos por el barranco”, dijo Matías Ramírez, estudiante de 5º año.

Roberto Navas, representante de la empresa Río Uruguay, aseguró que el vehículo es “nuevo y contaba con las habilitaciones de la Cnrt (Comisión Nacional de Regulación del Transporte)”, y agregó que “los choferes conocen la ruta” que recorren habitualmente.

Pero la comisaria brasileña a cargo de la investigación, Elaine María Schons, dijo que en el vehículo viajaban 67 personas, cinco más de las autorizadas para transitar, algo que configura “negligencia”, además de mencionar los testimonios de sobrevivientes que aseguran que el conductor estaba cansado y se habría quedado dormido. “Esa es la principal hipótesis. Testigos dijeron que el conductor había comentado antes de emprender el camino hacia Camboriú que estaba cansado porque volvía de otro viaje. De cualquier forma él realizará su descargo”, refirió Schons.

El chofer del micro, Lucas Matías Fernández, de 30 años, negó a Télam haberse dormido al volante y atribuyó el accidente al mal estado de la ruta, antes de prestar declaración ante Schons y quedar detenido en Sao Luiz Gonzaga acusado por homicidio culposo.

“No, no, yo no estaba cansado, la ruta estaba en muy mal estado, estaba muy oscuro también”, respondió Fernández.

Patricia Alvarez, madre de uno de los estudiantes que viajaba, denunció que el micro no cumplió con el recorrido acordado “para evadir los controles y los peajes y tomó una ruta llena de camiones, sin banquina, y muy peligrosa”, en medio del desconcierto en torno al camino tomado. “El recorrido acordado con la empresa era cruzar la frontera por el paso internacional Bernardo Irigoyen, en Misiones, pero el micro tomó por Santo Tomé, en Corrientes, después de recoger a unos estudiantes en Oberá, para evadir controles y peajes por una ruta peligrosa”, aseguró Alvarez.

Sobre ese asunto, el cónsul argentino en Uruguayana, Carlos Ayala, aseguró que el paso Santo Tomé-Sao Borja “no es una ruta habitual para los turistas argentinos”. El ómnibus volcó después de casi 12 horas de viaje, ya que de Posadas partió rumbo a Oberá y de esa localidad continuó a Corrientes para cruzar por Santo Tomé, lo que incrementó en 500 kilómetros más el recorrido pautado.

Fuente: lacapital.com.ar

Comentarios

comentarios

También te podría gustar...