Las intoxicaciones por monóxido son evitables

Desde el Área de Salud de la Municipalidad de Rufino a cargo de Marilin Firpo se informa que la inhalación e intoxicación por monóxido de carbono produce son un riesgo que no debemos olvidar en este tiempo, sabiendo que este es un gas toxico que no se ve.

En consecuencia, la falta de oxígeno daña el corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo.

El principal riesgo de este tipo de intoxicación es que en muchos casos la persona no es consciente de los síntomas. Éstos pueden ser:

· Dolor de cabeza.

· Náuseas o vómitos.

· Mareos, acompañados de cansancio.

· Letargo o confusión.

· Desmayo o pérdida de conocimiento.

· Alteraciones visuales.

· Convulsiones.

· Estado de coma.

Que debemos hacer si estamos sospechando una posible intoxicación:

· Abrir ventanas y puertas.

· Salir a tomar aire fresco inmediatamente.

· Apagar los artefactos de gas.

· Concurrir con urgencia a un centro de salud u hospital y/o comunicarse inmediatamente con un servicio de emergencias médicas.

Es muy importante que hablemos de la prevención en la comunidad:

Controlar la correcta instalación funcionamiento de artefactos: calefones, termotanques, estufas a gas, salamandras, hogares a leña, calderas, cocinas, calentadores, faroles, motores de combustión interna en automóviles y motos, braseros.

Hacer una verificación de las instalaciones con personal matriculado que pueda identificar y corregir los desperfectos de la fuente generadora de monóxido de carbono.

Comprobar que la llama de estufas y hornallas sea siempre de color azul. Si les anaranjada es señal de mal funcionamiento.

Lo más notorio en un conducto de gas que no esté bien puesto o mal tapado, es el rastro de una mancha negra en el techo y en la pared (en el recorrido que hace el caño).

Comentarios

comentarios

También te podría gustar...