Con la recolección de granos gruesos asegurada, se piensa en el nuevo ciclo

Rotaciones y más tecnología se afirman con el avance de la cosecha de maíz y soja. Se espera otro récord triguero 2019/2020.

La cosecha de maíz y soja en la zona núcleo avanzaba la semana pasada con el clima a favor en un 70 por ciento y 10 por ciento respectivamente, lo cual “afirma rotaciones y más tecnología, mientras la región empieza a planear la nueva campaña con una mirada superadora”, sostuvo el analista de granos Iván Barbero en el último informe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). Por otra parte, se espera que la siembra triguera 2019/2020 igualará o superará la siembra récord del año pasado.

Sólo algunas lluvias aisladas se presentaron en una semana clave donde la prioridad es la cosecha. Ya se llevan recolectadas 700 mil hectáreas de maíz temprano y casi 400 mil de soja. El maíz temprano promedia en la región 109 qq/ha y la primera tanda cosechada de soja de primera, 43 quintales. “Ya se piensa en apuntar a rindes potenciales mayores y sostener gramíneas en rotaciones para lograr los potenciales que se han manifestado”, señaló el docente de Agroeducación.

Al 28 de marzo, en Carlos Pellegrini el 10 por ciento cosechado de soja de primera promediaba los 50 qq/ha. En el Trébol ya se había recolectado un 40 por ciento y los rindes convergen en los 45 quintales. En Teodelina había sólo un 6 por ciento recolectado, pero muchos lotes estaban trepando hasta los 57 quintales. Marcos Juárez se ubicaba en lo más alto de los máximos rindes, con techos en los mejores lotes de 60 qq/ha.

Los resultados de maíz de primera no se quedaban atrás de acuerdo al relevamiento de la BCR: la semana pasada Teodelina promediaba 125 qq/ha con un 10 por ciento recolectado, en Marcos Juárez el promedio era de 115. En ambas localidades, los mejores lotes mostraban rindes de hasta 150 qq/ha.

“Los rindes están cumpliendo con las estimaciones y las expectativas locales en general. Pero aparte, los resultados están manifestando que sigue habiendo una gran brecha tecnológica más allá de las diferencias que han dejado los excesos hídricos. Apuntar a mayores rindes potenciales con más fertilización y controles para lograr los potenciales que se han manifestado marcará el norte del próximo ciclo 2019/2020”, indicó Barbero.

Para el analista, la siembra triguera 2019/2020 igualará o superará la siembra record del año pasado. Aunque el sector está abocado de lleno en la cosecha, y es un año de gran incertidumbre, los resultados de ésta van trazando una clara dirección. Los productores y técnicos coinciden en la necesidad de seguir manteniendo los niveles de siembra de trigo y maíz en las rotaciones. “Facilita y hace más económica la producción de soja”, concluyen del trigo. El cultivo adquirió un valor estratégico fundamental en el manejo de malezas resistentes y difíciles. Y los márgenes le juegan a favor, dejándolo como la mejor opción cuando se lo considera en conjunto con la soja de segunda.

Las bajas temperaturas de la semana pasada incrementó el temor a las primeras heladas, que “pueden ocasionar un desastre”, advierten los técnicos, que consideran que “no tiene que helar antes del 20 de abril. Previo a los altos porcentajes de temperatura y humedad de esta semana, las mínimas de la anterior estuvieron entre 6 y 8ºC. El valor más bajo fue de 5,5ºC, medido en Rojas, Buenos Aires. En los maíces tardíos y de segunda el temor es no llegar a grano si se producen heladas mientras que en sojas de segunda tardías, una seguidilla de bajas temperaturas generaría una reducción de rendimiento.

Centro y norte. En tanto, el Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) para el Centro Norte de la provincia elaborado por la Bolsa de Comercio de Santa Fe, informó que en la semana comprendida entre el 27 de marzo y el 2 de abril las lluvias y alta humedad condicionaron el ritmo de cosecha de los cinco cultivos presentes en la región, aunque destacó los buenos rendimientos que se continúan obteniendo en el maíz de primera.

Pese a las condiciones ambientales que afectaron de manera muy diversa a los 12 departamentos del centro y norte santafesino, los perfiles de los suelos se mantuvieron con buena carga de agua y disponibilidad para el período de mayor demanda de los cultivos, principalmente para los de soja de primera (25 por ciento), soja de segunda (100 por ciento), maíz de segunda (100 por ciento), sorgo granífero (40 por ciento), mientras que el resto, ante la finalización de su ciclo, disminuyó considerablemente la demanda.

A partir del sábado 30 de marzo, se interrumpió el proceso de cosecha de la soja temprana, que avanzaba a buen ritmo y casi en su totalidad en condiciones ambientales óptimas, en toda el área de estudio, particularmente en los departamentos San Martín y San Jerónimo en mayor proporción, avanzando gradualmente hacia el norte de los mismos.

Bajaron en intensidad los controles de malezas e insectos en los cultivos de soja tardía, pero no así su monitoreo. La buena a muy buena disponibilidad de agua útil en los perfiles de los suelos permitió que el desarrollo y crecimiento continúe sin complicaciones y comiencen los estados reproductivos en condiciones óptimas. El cultivo se encontró en un 65 por ciento estado bueno, con sectores o áreas muy buenas y lotes puntuales a excelentes, un 22 por ciento regular y el resto un 13 por ciento regular a malo, por los eventos climáticos sufridos.

Se estimó una superficie sembrada de 184.500 hectáreas de maíz total en el centro y norte provincial. Unas 89.000 ha correspondieron a los lotes sembrados en primera instancia. Otras 95.500 hectáreas correspondieron a las parcelas sembradas con maíz de segunda.

Buenas condiciones ambientales permitieron que el cultivo del maíz tardío avanzara sin inconvenientes, siendo su estado sanitario de bueno a muy bueno. Se espera que las bajas temperaturas o heladas no lleguen en los próximos 20 a 25 días, pues impactaría en todo el potencial y en las muy buenas perspectivas.

■□El viernes de la semana anterior, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda) provocó una caída de precios de la soja y el maíz en el mercado de Chicago, a partir de su reporte de estimaciones de stocks, y siembra.╠

Pronósticos del Usda. El informe mostró inventarios trimestrales de maíz muy por encima de lo esperado por los operadores y un área de siembra mayor al rango de las estimaciones. En contraste, informó que el área se soja se reducirá en 2 millones de acres desde lo esperado por el mercado, y si bien los stocks permanecen gigantes, el mercado tomó el dato neutral y a partir de ahí se observó la construcción en los precios.

Fuente: lacapital.com.ar

Comentarios

comentarios

También te podría gustar...